12 mar. 2008

Mi Primera Falta

Corrían los finales del año 1992 y estaba yo en mis primeros días en el liceo militar, estábamos en lo que llamaban el período de adaptación, en ese tiempo mis compañeros y yo no llegábamos ni siquiera a nuevos, éramos algo como aspirantes a nuevos, durante ese mes te enseñan a uniformarte, desfilar, tender las camas y una infinidad de cosas que hacen los militares en sus largos días que comienzan a las 5 de la mañana, durante las primeras semanas yo me sentía de maravilla, me gustaba todo e iba aprendiendo perfectamente todo lo que me enseñaban ya hasta me destacaba en algunas cosas.

Hasta que por fin llego un día esperado por todos, seria la primera vez que nos visitarían nuestros familiares, en día de visita vienen los parientes al liceo y pasan la tarde con nosotros, sus tesoritos (que ya para ellos somos generales), ellos llevan más que todo dulces y comida, además de cualquier cosa que necesitemos para el cautiverio, yo comía como un salvaje todo lo q me llevaban, galletas, refresco, dulces, tortas, pepito, gelatina, pudín, arepa, pollo, por supuesto tratando de meter lo más posible en el estomago, porque para los dormitorios no se puede llevar nada de comida.

Después de eso me dispuse a llevar para mi escaparate, mi ropa y unas cosas que me había traído mi familia, en la vía hacia el dormitorio existe un pasillo denominado “El Olimpo”, que así tal cual como en la mitología griega, es de uso exclusivo para los dioses, o sea el 5to año, solo ellos lo podían pisar, pero yo en aquel momento siendo un simple mortal adverti que no había nadie por todo mi alrededor, todos los aspirantes estarian con sus familias, los de 5to año andarían atacando a nuestras hermanas y yo estaba allí solo, la tentación fue mucha.

Así que quise ser un dios siquiera por un momento, sin pensarlo dos veces procedí y emprendí una veloz carrera por todo el centro del olimpo, iba a toda velocidad con el corazón en la boca, el camino se me hacia interminable mientras era una deidad por instantes, cuando ya sentía que casi había logrado mi objetivo, algo me devolvió de nuevo a la tierra de los mortales, un impactante choque que me freno en seco, es que literalmente choque con un dios, era un Brigadier, un individuo como de 2 metros 10 que ni se inmuto con el golpe, cuando él me vio todo aturdido la magnitud de su indignación era enorme, estaba furioso, tanto me gritó que no recuerdo ni lo que me dijo, solo que al final sentenció "NUEVO anda a darle CIEN vueltas al patio", y allí justo en ese preciso momento, cometí mi 2da falta en el liceo militar, porque una vez que pase el tremendo susto me fui a seguir compartiendo con mi familia.

Es que era poco probable que se acordara de mi, para entonces éramos todos unos niños vestidos de verde, con el coco tan raspao que parecíamos extraterrestres, y así fue, nunca se recordó de nuestra colisión, pero durante ese año siempre que lo veía, bajaba la cara, me hacia el loco, lo evadía o simplemente me desaparecía de por esos lados.

Ya después de eso, recapacite y pensé mejor en estudiar mucho y echarle ganas para obtener mi tránsito por “El Olimpo” por méritos propios, después me sucedió casi lo mismo pero en distinto rol, pero eso ya se los contare en otro momento.

Ya Hay 9 Comentarios Participa!

Jesús Maury

asi que lo mala conducta ya viene desde chamo... !

nickjoel

que bueno que la experiencia te dejo una gran leccion y es que las cosas se obtienen con merito y dedicacion.... la rebeldia adolescente es genial, lo importante es que con el paso del tiempo esa reberldia la convirtamos en ejemplo de superacion...... a la espera de la otra anecdota..... sabes alguna vez quise entrar a la escuela militar de La Grita, Estado Tachira, pero de solo pensar en la comodidad de mi hogar desisti.... hubiese sido una experiencia unica quiza, pero como dicen lo que sucede es lo mejor!!!!

Senses & Nonsenses

un argumento más para reafirmar mi anti-militarismo convencido.

un abrazo.

PIER BIONNIVELLS

Ari como me haces recordar...
ni yo misma hubiese podido escribir estas primeras experiencias en el liceo con tanta claridad..
espero que pronto nos sigas contando más...

Solo una pregunta?

Que hay de cierto que algunas alumnas bajaban a veces a las compañias para verse con algún alumno... se corria el rumor.. pero yo nunca pude pillarlas.. que rabia! jajaja.. me cuentas.. abrazos.

((cHeV!))

jajaja xD segui corriendo duro xDD... pero levanta la cabeza pa q no volvais a chocar con naa xD...

Minhe

Y yo digo que mi universidad es fuerte.... jejeje

Besos!!!

perra malvada

es cierto que se duchan todos juntos? ah de ser bien divertido echar un ojo por ahi ja ja.

Ari

No Jesus ya yo he cambiado, ahora soy peor jeje

Hey Nick de verdad mi experiencia en el liceo militar fue lo maximo y como lo digo siempre, si vuelvo a nacer, me vuelvo a meter.

Senses y no senses por supuesto respeto tu anti-militarismo.

Caramba Pierina mientras yo corria por el olimpo tu estabas por alli muy cerca, nos encontrabamos en mismo espacio y tiempo que cosas no, la verdad ver bajar alumnas hasta los dormitorios lo vi en asuntos de visita, conociendo las instalaciones, pero mas alla y con fines lujuriosos no lo presencie, era muy temerario, al contrario si supe de un par de cuentos, de alumnos en el estar de las femeninas.

Que mas chevi el uam viene de mexico con un saco en el avion lleno de goles jeje que broma vale!

Bueno Minhe la vida civil es fuerte, quizas lo bueno de haber sido militar es aprender a apreciar la libertad que se tiene en la calle y el libre albedrio.

Eso Perra malvada con ese alias y tan curiosa no! Si, la ducha es colectiva, imaginate eso parece un conuco, ahi que andar mosca con el jabon con teipe pegado de la mano y con el culo pa la pared jaja no vale exagero..

AOM

jajaja.. Bueh desde pequeño no??? jeje...

Wao estudiar en un liceo militar de esa forma, como que ha dejado grandes historias que contar no Ari?¿??

SaLu2!!!